Mafe Márquez

¡Nunca fui gimnasta o deportista!

Menciono eso a priori por la cantidad de veces que me lo han preguntado y los pequeños prejuicios que tenemos en este sentido antes de iniciar la práctica física.

¡Y esto es lo que hizo y sigue haciendo el camino tan bonito!

Leer más

Keith Doherty

Antes que nada me considero un estudiante de yoga. Desde que comenzó mi camino en esta disciplina ancestral, se ha convertido en parte central de mi vida.

Ciertamente nunca me imaginé siendo un “profesor de yoga”. Sin embargo, honro este rol y con mucha humildad espero poder compartir contigo lo que la práctica me ha enseñado.

Agape...

Ágape es un término griego que significa amor. En el sentido más puro de la palabra: universal e inagotable. Es una palabra utilizada no sólo en la filosofía platónica, sino también en textos religiosos. Ágape es amor más allá de personas, objetos, etiquetas. Más allá de expectativas. Desinteresado. Auténtico.

Si nos imaginamos un globo lleno de aire, Ágape es sentir el aire que nos infla, que llevamos dentro. Ágape es saber que solo es posible flotar por el aire que existe afuera. Y sobre todo, Ágape es entender que es el mismo aire.

Yoga por su parte, es una práctica milenaria, 2500 años de filosofía. Solemos encontrar varios significados: unión del alma individual con Dios; conexión con el universo. Sin embargo, la manera de abordar algo tan amplio es comenzando por despertar la consciencia de nuestro cuerpo físico. Por desarrollar atención concentrada, con sentido, de buscar unir el cuerpo mental, con nuestro movimiento. Allí comienza un viaje. Contigo. Y hacia ti.

En Ágape buscamos ser esa comunidad que te acompañe en tu propio viaje.

crosschevron-down