Qué es Vinyasa Yoga

Yoga en Málaga » Tipos de yoga » Qué es Vinyasa Yoga

 

En Ágape Yoga Málaga, así como en otros centros de yoga en Málaga nos dedicamos a compartir y crear comunidad en función de las enseñanzas y lineamientos del yoga. Específicamente, en materia de asanas – posturas, nos centramos en la práctica de Vinyasa Yoga. Así que si te estás preguntando qué es Vinyasa Yoga, en qué consiste este estilo y qué lo diferencia del resto de los tipos de yoga… ¡Le dedicaremos estas líneas!

Origen del Vinyasa yoga

La mayoría de las historias espirituales nos son comunicadas mediante anécdotas. La fuerza de la tradición oral es la que  las mantiene viva por generaciones, y precisamente, el término Vinyasa tiene su origen de un famoso yogui de la antigüedad llamado Vamana. Según este sabio de los Himalayas, no era posible dominar las posturas de yoga sin Vinyasa, sin tejer cada movimiento con la propia respiración. Krishsnamacharya conceptualiza esta idea y la esparce entre sus alumnos, entre ellos los conocidos B.K.S Iyengar, Pattabhi Jois y Desichakar, maestros que unieron estas enseñanzas con sus estilos personales de práctica y le dieron forma al yoga Iyengar, Asthanga Yoga y Yoga terapéutico.   

Tomando la alineación del estilo creado por Iyengar  – con su respectivo uso de cuerdas y bloques – el dinamismo que genera el Asthanga Yoga, y sobre todo, entendiendo el yoga como una práctica que sana y que varía de individuo a individuo – como propone Desichakar – , surge el Vinyasa yoga o yoga dinámico, como la hibridación de tres (3) grandes corrientes de práctica de asanas.  

Fundamentos del Vinyasa Yoga

Si nos metemos directo en la práctica de asanas que nos propone la disciplina de Vinyasa Yoga o Yoga dinámico, encontramos cuatro (4) fundamentos esenciales:

  • Dos palabras ayudan a darle contenido y sentido a cada postura… ¡Y es precisamente lo que transforma una postura en asana! Son Sthira y Sukha.  La primera de ellas es la firmeza y la actitud alerta que colocamos en la postura. Lo que nos mantiene anclados, activando conscientemente cada parte del cuerpo. La segunda, es lograr armonizar la activación con la comodidad en cada movimiento.
  • Unificar cuerpo – respiración – mente: El concepto de Vinyasa, de tejer nuestro movimiento con la respiración, nos ayuda a alejarnos de preconcepciones de la práctica de yoga asociada con agilidad y flexibilidad. La respiración es la práctica de Vinyasa no solo es importante, ¡Es esencial! La respiración expresa nuestros sentimientos internos, su frecuencia nos ayuda a dilucidar qué ocurre adentro, y poco a poco irlo sacando y dotando de consciencia y pasión a la práctica.
    Puede que ejecutemos bien un asana, en forma, a nivel externo  – ya que tengamos la flexibilidad bastante trabajada o de forma natural – pero si no logramos integrar cuerpo – respiración y mente, no podemos decir que estamos haciendo Vinyasa yoga.
  • Vinyasa krama: Nos referimos acá a la forma inteligente de diseñar y recorrer la práctica de asanas. Cada día es un nuevo punto de partida. Nuevas forma de movernos y explorarnos, ¡pero siempre planificado de forma correcta y con un objetivo anatómico, energético o espiritual en concreto!
    Cada asana se debe colocar de una forma especial, planificada. Siendo consecuente con la postura anterior, la subsecuente y alerta con las contraposturas. Las clases de Vinyasa Yoga se caracterizan por su creatividad, pero una vez más, no una creatividad improvisada, sino una que viene de la observación y el estudio de la disciplina.
  • Finalmente, durante la práctica de Vinyasa Yoga, se incluyen los cinco elementos de la naturaleza.
    -Incorporamos el elemento tierra con la firmeza del cuerpo físico durante cada asana. Con nuestra estabilidad, con la fortaleza del cuerpo.
    – El agua, por su parte, se refleja en la Vinyasa propiamente dicha, en la manera en que entramos y salimos de la postura, en el movimiento del cuerpo.
    -El elemento fuego se presenta mediante los sellos energéticos conocidos como bhandas. La ligera contracción abdominal – Uddiyana bandha –  despierta el fuego interno que quema impurezas y mantiene la energía dentro de nosotros, aumentando el calor corporal y permitiendo sumergirnos más fácilmente en la práctica.
    -El aire lo identificamos con la respiración, el pranayama, los hilos que tejen nuestro cuerpo y nos mantienen anclados al momento presente.
    -El elemento espacio, la meditación, es el máximo resultado de todo. En el nace y se crea la práctica.

Beneficios del Vinyasa yoga

La práctica de yoga nos aporte millones de beneficios, ¡de forma holística! Sin embargo, trataremos de separarlos y hacerlos más visibles:

  • Beneficios físicos: La práctica constante de Vinyasa yoga, por su dinamismo, dota al cuerpo de fortaleza y tonificación muscular. Ayuda considerablemente en la flexibilidad articular y muscular. Aumenta la resistencia cardiovascular. Mejora la circulación sanguínea y nuestra postura corporal.
  • Beneficios mentales: ¡Concentración! El constante movimiento que nos ofrece la práctica de Vinyasa Yoga, demanda que estemos presentes y atentos a cada movimiento, cuestión que trabaja positivamente el apreciar cada momento durante la esterilla… ¡Y fuera de ella! Esta misma atención, se manifiesta en la paz y estabilidad emocional que aparece como resultado de la práctica constante de asanas.
  • Beneficios espirituales: ¡Autoobservación, auto reconocimiento y amor propio! La misma atención que vamos desarrollando hacia nuestra práctica, empieza a dirigirse hacia adentro, y en ese proceso de vernos, se empieza a cultivar sabiduría, ecuanimidad y una libertad real. Las asanas son nuestras metáforas. Nos narran que ocurre adentro y nos dotan de la paciencia necesaria para aceptar los procesos… ¡Fundamental en el camino espiritual!

¿Qué necesito para práctica Vinyasa Yoga?

Citando de Desichakar, cuando empezamos a estudiar yoga, ya sea en forma de asanas (posturas) pranayamas (ejercicios respiratorios) o meditación, comenzamos a entender nuestro ser de forma holística… ¡Y así es como debemos entenderlo y practicarlo!

Por eso, para practicar Vinyasa Yoga solo necesitamos nuestro cuerpo físico, fuerza de voluntad y ¡ya está! Uno de mis profesores más queridos, Rafael Clavijo, decía que los únicos que no pueden practicar yoga ¡son los flojos!

Así que… Ya sabes qué es Vinyasa Yoga. ¡A moverse, a practicar, a probar Vinyasa Yoga!