Tipos de Yoga

Yoga en Málaga » Ágape Yoga Málaga » Tipos de Yoga

 

Introducción

Probablemente hayas escuchado en más de una oportunidad que yoga es unión. Nosotros tratamos de reforzar esto en Ágape Yoga Málaga. Unión de nuestros cuerpos físico-mental-espiritual. Unión con Dios o con la parte más divina que habita dentro de nosotros. Unión con el momento presente. Unión. Y, así como existen muchos caminos para comenzar a sentir ese sentimiento de unidad, uno de los más conocidos y el cuál será el protagonista en el artículo de hoy es el Hatha Yoga:  El yoga físico -y los diversos tipos de yoga– como camino de reencuentro con nosotros. 

Todos los estilos de yoga que hoy conocemos nacen de una raíz común, del Hatha Yoga. Patanjali lo mencionó en los Yogas Sutras producto de lo observado en la civilización Vedanta. Swami Swatamarama también lo saca a relucir en el conocido texto de Hatha Yoga Pradipika. Libro donde se exponen los principios básicos de la transformación del cuerpo físico como medio y canal de transporte del Prana – respiración – a modo de prepararnos para estados más sutiles de concentración y meditación.

Ahora, ¿por qué debemos empezar por el cuerpo físico? Pues, porque la mejor forma de comenzar a desarrollar el autocontrol y la autodisciplina es mediante una parte de nosotros que podamos observar… ¡Y por esto el cuerpo se convierte en nuestro instrumento para nuestro reencuentro, para liberarnos!

Precisamente, de este punto de encuentro, y de esta concordancia que surge a coordinar el movimiento del cuerpo con el sistema respiratorio para desarrollar la atención y afinar por ende nuestra conciencia, surgen diferentes tipos de yoga, cada uno de ellos enfatizando en distintas variables, pero siempre siempre con el objetivo final de prepararnos para practicas meditativas más profundas… ¡A conocerlos un poco más con ese 1% de teoría!

1. Tipos de yoga – Hatha Yoga

Cuando hablamos de Hatha Yoga, como venimos mencionando, nos referimos al sistema más tradicional y antiguo que incluye al cuerpo como vía para el despertar espiritual. La unificación de cuerpo–mente–espíritu se da no sólo con la práctica de posturas o asanas, si no además, incluyendo mudras, ejercicios respiratorios y la quietud mental de la práctica meditativa. A nivel físico, se considera el Hatha yoga como una introducción inicial a la práctica de asanas, ya que son clases dedicadas a conocer realmente la alineación en las posturas básicas. ¡Esencial tener raíces firmes antes de que querer trepar el árbol! La permanencia y la alineación son aspectos claves en la práctica de esta disciplina, y conocer esto es el epicentro para profundizar y avanzar en nuestro camino personal.

2. Tipos de yoga – Asthanga Yoga

Por su parte, el Asthanga Yoga (ver post Qué significa Ashtanga) es la práctica tradicional conocida por excelencia del Yoga Dinámico. Teniendo como padre a Pattabhi Jois, discípulo de Krishsnamacharya, este estilo de yoga se caracteriza por tres (3) aspectos centrales: En primer lugar, las Vinyasas, las cuales se refieren a coordinar absolutamente todos los movimientos de nuestro cuerpo físico a la respiración, a movernos realmente con ellas. Cada respiración tiene un movimiento, y cada movimiento es parte a su vez de una inhalación o exhalación. Por otra parte, como segundo punto, la práctica de Asthanga es una serie previamente diseñada, serie bastante demandante a nivel físico y que debe practicarse seis veces por semana. Con la práctica diaria se va construyendo la serie y flexibilizando el cuerpo para adentrarse a posturas avanzadas. Finalmente, es una práctica que se da al estilo Mysore, en donde el rol del profesor, más allá de dictar la clase, se centra en ajustar a los estudiantes en las asanas, y en dejar que cada uno vaya a su ritmo.

3. Tipos de yoga – Rocket Power Yoga

Larry Schultz fue el fundador del conocido Rocket Power Yoga en la década de los 80. Al ser fiel discípulo de Pattabhi Jois, y asiduo practicante de Asthanga, ideó un sistema alternativo -igual de demandante y acelerado- pero menos tradicional, en donde, basándose en la primera, segunda y tercera serie de Asthanga, creó series paralelas incorporando transiciones con mayor cantidad de inversiones y balances sobre brazos.  Es una estructura más abierta que la tradicional, ofreciéndole al practicante diversas opciones para completar la secuencia. Te comparto un video excelente sobre Rocket Power Yoga por si te animas a probar esta divertida secuencia.

4. Tipos de yoga – Iyengar Yoga

El maestro Iyengar, siendo también discípulo de Krishsnamacharya, cogió el tema de la alineación como fundamento de su práctica y enseñanza de asanas. De aquí nace el Iyengar Yoga. En este tipo de yoga en particular, es común el uso de cuerdas, bloques e incluso sillas para experimentar los detalles más sutiles de elongación en nuestro cuerpo físico. Son prácticas demandantes, aunque pausadas, ya que la permanencia y los ajustes en las posturas son el centro de la clase. Hoy en día, gran parte de la alineación en las clase que recibimos se la debemos a este gran personaje.

5. Tipos de yoga – Vinyasa Yoga – Yoga Dinámico

Como mezcla del Hatha, Asthanga e Iyengar yoga, nacen los diversos estilos de yoga dinámico, entre ellos Vinyasa Yoga. La conjunción de alineación, dinamismo y vinyasas crean diversas prácticas, en donde dándole espacio a la creatividad, surgen clases demandantes e nivel físico por un lado, y temáticas por otro, ya sean en materia anatómica, energética o demás. Son clases multinivel, en donde se invita al estudiante a entregarse, profundizar y ser consciente sobre su cuerpo. Es uno de los estilos más practicados en Occidente, ya que su exigencia a nivel físico y su variedad de formas de presentar una clase, le da al alumno la oportunidad de entregarse y explorarse.

Ver Qué es Vinyasa Yoga

6. Tipos de yoga – Vini Yoga – Yoga Terapéutico

Desichakar, tomó todo el conocimiento de su padre, Krishsnamacharya, para transformarlo en un yoga para todos. Es el primer personaje en la historia del yoga el cual menciona que el yoga debería adaptarse a cada persona, a sus necesidades, a su cuerpo, no a la inversa, no forzarnos a completar series preestablecidas. Aunque nace como una forma de direccionar las clases de yoga, ha ido tomando forma en occidente como Yoga Terapéutico, estando ligado no solo con el individuo, sino con como sanarlo física o emocionalmente, por la práctica de asanas y pranayama.

7. Tipos de yoga – Bikram yoga

Hot yoga, un estilo de práctica que se ha popularizado en Occidente en los últimos años ya que potencia la parte cardiovascular del yoga. Es una serie prediseñada de 26 posturas que se practica en salas a 35 – 42 grados centígrados a una humedad bastante elevada, condiciones que ayudan a calentar los músculos y quemar la grasa de una forma más eficaz. Fue creada por Bikram Choudhury, como una alternativa a personas que buscaban resultados físicos de una forma más acelerada. Sin embargo, la serie engloba los beneficios de diversos tipos de yoga y por ende, siempre apunta a un estado de paz interior… ¡Así sea sudando por montón!

8. Tipos de yoga – Sivananda

El equilibrio entre asanas, pranayama y savasana (postura de descanso) son el centro de las prácticas del estilo de Sivananda. Es una práctica que se ha mantenido intacta a través de los años, manteniendo su estructura en cada una de sus clases. Al ser una derivación del Hatha Yoga tradicional, no es un estilo dinámico, sino centra su atención en los movimientos lentos y meditativos entre asanas. Las clases comienzas y terminan con clásicos cánticos para ser precedidos por las 12 asanas clásicas de este estilo de yoga. Sivananda logra equilibrar la práctica física de yoga con el Karma yoga, el yoga del servicio. Se recomienda adentrarse a este precioso estilo en experiencias directas de Ashram, ya que es la mejor manera de absorberlo en su totalidad. Es un estilo poco común a encontrar en salas de yoga físico.

9. Tipos de yoga – Yin Yoga

Finalmente, el Yin Yoga se conoce y se presenta como un estilo pasivo de Hatha Yoga. Apunta a la relajación del cuerpo, y por ende, a calmar la mente. Cada postura se mantiene entre 3 y 5 minutos, logrando aprovechar realmente cada uno de sus beneficios. Al sostener las posturas por largos periodos de tiempo, se llegan a niveles de atención mucho más profundos, calmando el sistema nervioso central y, trabajando además, de una forma pronunciada la flexibilidad muscular. Es muy común escuchar clases Yin – Yang, mezclando y conjugando la magia del dinamismo con la permanencia.

Conclusión

Existen más tipos de yoga, y seguirán existiendo. Hay estilos centrados en ejercicios respiratorios y en el movimiento del Prana, como lo es el Kundalini Yoga. Hay fusiones para compartir y reírse como lo son el Acro Yoga, el Aéreo Yoga o incluso el Paddle Yoga. 

Como hemos escuchado varias veces, ¡somos seres espirituales en un camino terrestre! Por lo tanto, en nuestra forma humana, recorreremos muchos caminos, muchos trayectos pero siempre apuntando al mismo fin: la paz de reencontrarnos con nosotros. Por esto, independientemente del tipo de yoga con el cual te conectes, con el cual vibres.. ¡Sigue caminando, sigue practicando!