Cómo hacer yoga en casa, 3 métodos prácticos y sencillos

Yoga en Málaga » Cómo hacer yoga » Cómo hacer yoga en casa

 

En una oportunidad, un gran amigo me comentó que todas las personas que practicaban yoga, vivían en su propio país de nunca jamás… ¡Y realmente me encantó esta pequeña analogía! La práctica del yoga nos trae lo más bonito del cielo, AQUÍ, a la tierra. Cuando comienzas a dar los primeros pasos en esta hermosa disciplina, sientes cómo minúsculos cambios comienzan a presentarse en tu vida diaria: notamos que nuestro cuerpo comienza a ser más flexible, caminamos de una forma más pausada e, incluso, nos sorprendemos chequeando frecuentemente nuestra respiración.

El yoga nos empieza a compartir su magia tan de prisa, que nos es imposible no engancharnos a ella. Sin embargo, en muchos casos, entre el trabajo, la universidad, o cualquier otro compromiso cotidiano, no podemos asistir a las clases de yoga tanto como quisiéramos. Ahora bien, ¿Qué tal si aprovechas esta situación para comenzar y trabajar tu voluntad y auto disciplina y exploras ver cómo hacer yoga en casa?

La ya conocida frase de Patanjali, 99% práctica, 1% disciplina, comienza… ¡Practicando! Y, tal como diría, Krishna, mi maestro, la verdadera práctica comienza estando solos... Es allí, moviéndonos sin más guía que nosotros mismos, que nuestro movimiento se comienza a transformar en oración. No obstante, aunque se lee bastante bonito y sencillo, luego de 10 o 15 minutos sobre la esterilla… ¡No sabemos que más hacer😵! Sentimos que hicimos TODO lo que generalmente hacemos con nuestro profesor; pero por alguna extraña razón, la secuencia en clase dura 90 minutos, y, a nosotros, se nos agota en un cuarto de hora… ¡Y es cierto! ¡Me pasaba un montón al iniciar mi camino en esta disciplina!

¡Te cuento mi experiencia! Hace tres años, salí de mi país, de mi rutina, y estaba decidida a continuar mi práctica de yoga por mi propia cuenta. Con la misma frecuencia e intensidad de siempre. Y tras indagar con diferentes personas, logré mantener mi práctica diaria durante los 5 meses que estuve fuera. ¿Que cómo lo hice? A continuación te comparto varias posibles soluciones de cómo hacer yoga en casa; o, más concreto, por tu propia cuenta. Desde mi humilde y corta experiencia.

Realizar 21 Saludos al Sol del Hatha Yoga Tradicional

Las 12 asanas que integran el Surya Namaskar Tradicional son un excelente ejercicio cardiovascular e impacta positivamente nuestro sistema digestivo, respiratorio y circulatorio. Sobre todo, es una excelente secuencia para movernos realmente con nuestra respiración, coordinando siempre nuestro cuerpo físico con nuestro cuerpo mental. Realizar 21 saludos al sol y unos 5 minutos de Savasanna (postura de relajación) nos regala los mismos beneficios energéticos que una clase de yoga dinámica completa.

Planear una clase de esquema básico

Una secuencia de yoga puede dividirse en tres partes centrales: calentamiento – secuencia de pie – secuencia de piso. Por ende, si es uno de esos días que toca hacer yoga en casa, puedes comenzar con un calentamiento de 10 Saludos al Sol (de tu preferencia). Luego, realizar una secuencia de pie incluyendo las tres posturas fundacionales: Guerreros (I y II), Triángulo y Ángulo Lateral Extendido… ¡Nunca olvidándonos de realizar sus respectivas torsiones! Y tras repetir la secuencia de pie tres veces (la primera manteniendo cada postura 5 respiraciones, luego 3 y finalmente solo 1), podemos pasar a nuestra secuencia final y de piso donde nos entregamos a la Flexión Hacia Adelante, Parada de Hombros, Arado, el Pez y, finalmente, nuestra relajación final.

Serie de Ashtanga y Rocket Yoga

Finalmente, si nos provoca que nos guíen, y algo más dinámico, la serie primaria de Ashtanga Yoga y su variación directa, Rocket Yoga, son una excelente alternativa. Te comparto unos vídeos bastante completos (en inglés😣) que me han sido de gran ayuda para aprenderme estas series.

  1. Media serie de Asthanga
  2. Introducción al Rocket Yoga 
  3. Rocket yoga, serie II

Conclusión

Aunque estos fueron los consejos que me ayudaron a mí a mantener mi práctica diaria, cada uno puede –y debe– ir explorando y maravillándose de su propia práctica… Y sobre todo, ir cultivando, pasito a pasito, voluntad y disciplina hacia nosotros… Ese es uno de los atajos para mantenernos sonriendo en el país de nunca jamás… Así que, ¡A practicar!

2 comentarios en “Cómo hacer yoga en casa, 3 métodos prácticos y sencillos”

Los comentarios están cerrados.